• Determinen cuánto dinero tienen para la cuota inicia

Esta equivale al 30 por ciento del valor del inmueble-, sumando los ahorros individuales, cesantías, entre otros. 

*  Si van a usar financiación, prefieran los créditos hipotecarios y/o contratos de leasing habitacional, pues son productos especializados que ofrecen las mejores tasas de interés y plazos. No es recomendable comprar vivienda o pagar la cuota inicial con créditos rotativos o de libre inversión. 

 *  Eviten endeudarse para pagar la cuota inicial, es mejor elaborar un plan de ahorros y seguirlo al pie de la letra. Además, recuerden que entre más deudas tengan su capacidad de endeudamiento disminuye.


*  Revisen el flujo de dinero que ingresa al hogar y asegúrense de disponer de lo suficiente para asumir la cuota mensual del crédito hipotecario.

  • No pueden pasar por alto que además de cancelar la cuota inicial, también se requiere tener dinero extra para los gastos de cierre del negocio (escrituras y registro) e instalación en el nuevo hogar.

¡! SI ES SU PRIMERA VIVIENDA, UTILÍCELA COMO UN ACTIVO, NO COMO UN PASIVO.!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *