El impuesto a la ganancia ocasional consiste en: si usted tiene un inmueble y quiere venderlo por un valor superior del que dispuso para comprarlo, tendrá que pagar un impuesto por el ingreso que resulte de venta. El estatuto tributario colombiano en el artículo 300 lo
explica muy bien. A manera de ejemplo, tenemos:


Yo tengo una casa dentro de mi patrimonio declarada en 100 millones y la estoy vendiendo en 200 millones, entonces el precio del impuesto es el 10%
de la diferencia entre el valor de la declaración y el del ingreso que voy a
recibir, es decir el 10% de 100 millones. Ese porcentaje esta establecido en el
estatuto tributario de acuerdo a las modificaciones pactadas en la ley 1607
del 2012. Aplica para personas naturales y jurídicas.


Hay personas que buscan la forma de disminuir el costo del impuesto por
ganancia ocasional y tratan de tener un precio fiscal mucho menor, y al ser
este mismo precio pactado en las escrituras puede ser reportado por la
notaria a la Dian, por esta razón se impuso la ley 1943 de 2018 que restringe
la forma de pago

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *